Somos una empresa comprometida con el bienestar de nuestros trabajadores, por lo cual hemos procurado que nuestro modelo de responsabilidad social se centre en mejorar las condiciones laborales, económicas, sociales y de vida de las zonas donde ponemos en marcha nuestras plantas de producción de flores.

Utilizamos siempre materia prima no contaminante y material de reciclaje, intentado no solamente cumplir estrictamente las leyes y normativas de medio ambiente en materia de contaminación sino de ir un paso adelante, poniendo en marcha programas de recuperación de parajes naturales o de conservación de flora y fauna.

Procuramos establecer códigos morales y de conducta entre todos los miembros de la empresa con el objeto de asegurar condiciones laborales justas y un entorno laboral positivo.

En Rosas del Corazón estamos conscientes de la protección medio ambiental por lo que constantemente implantamos sistemas mejorados de abastecimiento y depuración, logrando un consumo responsable y una menor contaminación del agua.

Paralelamente, a través de la puesta en marcha de programas específicos se apoya la educación infantil en la población “La Esperanza” en la provincia de Cotopaxi, con incentivos hacia la excelencia académica de sus niños, y un festejo navideño anual para todos los niños de la comunidad.